Our mobile site is optimized for smaller screens.

TRY IT NO THANKS
O

      Back To Blog

      Algunos consejos para mantener la paz entre los compaeros de piso

      Compartir un espacio cerrado puede convertirse en un reto desagradable siempre y cuando no respetemos a nuestros compañeros de piso. Boston International Real Estate quiere facilitar su convivencia mediante unas pautas a seguir. Aquí les dejamos algunos consejos con los que podrán evitarse discusiones y confrontaciones superfluas.

      Sociabilícense con tus compañeros de piso: No es necesario que hagan todo juntos, pero de vez en cuando ver una película, hablar de la semana o ir a tomar un helado viene muy bien para consolidar una buena relación. Lo que no deben hacer es esconderse en su habitación y no establecer trato alguno con las personas que viven bajo su mismo techo.

      Intenten mantener siempre las áreas comunes limpias y ordenadas: Mantener limpio su hogar puede favorecer la convivencia, pues llegar a casa y encontrarse con todo ordenado ayuda a que la estancia sea más cómoda y gratificante. Si utilizan tan solo 15 minutos al día en recoger, ordenar y limpiar su casa será el lugar donde quiera estar después de un largo día de trabajo.

      Cada oveja con su pareja: Apuesto a que unos de los momentos más felices fue cuando sus padres le regalaron ese perrito que estaba envuelto en un gran lazo rojo. Bien, pues no olviden ese momento; ya que el dueño del perro, del gato o del pez es el único responsable de la mascota. Mantener a dicho animalito limpio, educado y quieto es tarea de su dueño. Así que bajo ningún motivo permitan que sean sus compañeros los que acaben responsabilizándose de limpiarles, sacarles de paseo o alimentarles

      Laven sus platos: Ponerse a cocinar con la pila llena de platos que no son nuestros suele resultar bastante desagradable. Después de terminar de preparar la comida o de tomarse un tazón de leche no cuesta nada recoger todo lo que han manchado. Es más, siempre les traerá beneficios y nunca molestias porque no tendrá que escuchar a su compañero quejarse cuando quiera limpiar sus platos  y no pueda.

      Decidan como hacer la compra: A veces alguno trabaja, no come en casa y la mejor opción es no compartir los gastos en la compra de comida, esa elección no es mala, pero debéis respetarla. Si deciden no compartir la compra de la semana, no lo hagan, pero si tienen hambre y sus armarios están vacíos... No echen mano a la comida de vuestro roommate sin antes pedir permiso.

      Compartan tareas del hogar: A nadie le gusta limpiar el WC, pero es la única forma de no contraer ninguna enfermedad. Divídanse entre todos las tareas domesticas; un día limpia uno y otro día otro. La cocina, el salón, el cuarto de baño y todas las áreas comunes pueden estar impecables si lo desean, solo es cuestión de organización.

      Respeten horarios: Si saben que su compañero ha de despertarse temprano procuren no hacer ruido por la noche. Por otro lado, la comunicación ha de ser muy importante; hablen para ponerse de acuerdo con las horas y hacer uso del baño u otras partes de la casa sin tropezar con alguien por la mañana.

      Y no debe de olvidar que la mejor medicina en una convivencia es la paciencia, la buena cara y sobretodo, hablar las cosas cuando haya algo que no funcione bien. Callarse no sirve de nada, sin embargo, a través de la comunicación se pueden lograr milagros para crear amistades fortísimas, mantener un buen ambiente casero y sentirse a gusto en el lugar donde pasarán la mayor parte del tiempo.

      Add Comment

      Do not fill in this field:

      Comments are moderated. Please be patient if your comment does not appear immediately. Thank you.

      Comments

      1. No comments. Be the first to comment.